viernes, 8 de agosto de 2014

No crezcas, es una trampa!

¡Buenos días! ¿Cómo van esas vacaciones? Las mías pasadas por agua, aunque en pocos días huiré en busca del sol. ¡Qué ganas de volver por el blog! Entre trabajo, gimnasio y mil planes no he tenido ni un segundo.

Hoy os voy a contar un deseo que tengo que desde niña... Desde que era pequeña me fascinan y con los años me siguen encantando, lo único es que ya me hago mayor y ya no pega tener una casita de muñecas y mucho menos tal y como tengo decorado mi piso! ;-) Aun así os voy a enseñar la de mi adorada sobrina, que aunque ya es una mujercita conserva la suya como nueva: es hecha a mano, con lo cual no encontraréis una igual :-)














¿A qué es ideal? A mi me tiene enamorada... 

Feliz fin de semana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.