viernes, 6 de julio de 2012

¿Puede ser una galería nuestro dormitorio?

Cuando amueblamos y decoramos nuestro dormitorio solemos pensar en colores cálidos, texturas que nos envuelvan en la calidez más sensual, que todo tenga un sentido de la estética exquisito. El dormitorio debe ser un lugar creado para el descanso y la intimidad, por lo tanto la regla es sencilla: si es cómodo, funciona.
Ahora bien, cuando se trata de pequeños detalles, normalmente "la liamos": nada encaja con nada, creemos que con poner unas lamparitas en las mesitas, el despertador y un marco con la foto de nuestra pareja, es suficiente y queda estupendo...¡Error! Es posible organizar una galería en el dormitorio sin que nos dejemos la cartera temblando.
Lo primero es ver que espacio tenemos y como lo podemos dividir sin perder la unidad entre todos los elementos. Un truco para esas fotografías intimas que no queremos mostrar a todas las visitas, si tenemos una estantería, un pequeño trozo de pared que no sirve para nada, podemos colgar un lazo vertical y con simplemente unas pinzas de madera colocar fotos. Pensaréis que estoy loca, ¡¡¡pero queda genial!!!!
Si nos queda metro y medio de ancho por otro lado podemos hacer una exposición de pinturas o grabados de nuestros viajes o de esas compras que hacemos en el rastro o que deberíais empezar a hacer, ya que se encuentran genialidades y por nada están en casa como una verdadera obra de arte. ¡¡¡Y nada de enmarcarlo todo!!! No hay necesidad, ahorraremos y le daremos un toque ecléctico a nuestro dormitorio. Disponer la pared alternando tamaños, texturas y colores le dará al dormitorio un toque único.
Conseguiremos un espacio único y diferente, con personalidad propia.





1 comentario:

  1. Se echa de menos tus entradas.
    Esta de vacaciones lascajitasdecristina?

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.